Skip to content

Recomendaciones frente una ola de calor

Las olas de calor son cada vez más frecuentes e intensas debido al cambio climático. Estas olas de calor, se caracterizan por temperaturas extremadamente altas que pueden durar varios días o incluso semanas, y representan un riesgo significativo para muchos trabajadores.

Especialmente en sectores como la agricultura, la construcción o la hostelería, donde la exposición al sol es inevitable, es fundamental tomar medidas preventivas para evitar el estrés térmico y los golpes de calor.

Estrés térmico

El estrés térmico se produce cuando el cuerpo no puede mantener una temperatura normal debido a la exposición prolongada al calor. Este fenómeno puede llevar a un golpe de calor, una condición grave que puede ser fatal si no se trata a tiempo. Los trabajadores al aire libre, como agricultores, obreros de la construcción y personal de hostelería, están particularmente en riesgo. La clave para ello es prevenir estos problemas antes de que se conviertan en un serio problema.

Medidas preventivas frente una ola de calor

1. Organizar más descansos: Es crucial organizar más descansos durante los periodos de altas temperaturas. Estos descansos deben realizarse en lugares preparados con climatización adecuada. Poder tomar un respiro en un ambiente fresco ayuda a reducir la temperatura corporal y prevenir el estrés térmico.

2. Hidratación constante: Mantenerse bien hidratado es vital. Los trabajadores deben beber agua de manera constante, incluso si no sienten sed. Esto es especialmente importante en trabajos que requieren un esfuerzo físico significativo, donde se pierde más agua a través del sudor. Se recomienda evitar bebidas alcohólicas, con cafeína y azúcares, ya que pueden deshidratarse aún más el cuerpo.

3. Evitar exponerse al sol en las horas más peligrosas: Siempre que sea posible, se debe evitar trabajar al aire libre durante las horas más peligrosas del día, generalmente alrededor del mediodía, cuando el sol está en su punto más alto y las temperaturas son más extremas.

4. Utilizar ropa de trabajo adecuada: Importante utilizar ropa adecuada para condiciones calurosas. Las prendas deben ser ligeras y transpirables. Permitiendo que el cuerpo se mantenga fresco. Además, es esencial protegerse la cabeza con sombrero o gorras y usar gafas de sol para proteger los ojos.

5. Comer de manera saludable: Realizar comidas ligeras y ricas en verduras, hortalizas y frutas ayuda a mantener el cuerpo fresco y bien nutrido. Los alimentos pesados pueden aumentar la sensación de calor y malestar general.

6. Protección solar: Aplicar protección solar en todas las zonas de piel expuestas al sol. La protección debe ser de factor alto y reaplicarse cada 2 horas, o con mayor frecuencia si se está sudando intensamente.

7. Buscar sombra: Cuando sea posible, trabajar en áreas sombreadas o utilizar toldos, sombrillas u otros elementos para crear zonas de sombra puede marcar una gran diferencia en la protección contra el sol. Siempre que sea posible, se deben programar las tareas más exigentes para los momentos del día en que haya más sombra disponible.

8. Evitar trabajar solo/a: Es recomendable no trabajar solo/a. Tener al menos a otra persona cerca permite que se pueda actuar rápidamente en caso de emergencia, como un golpe de calor. Además, trabajar en equipo puede facilitar el apoyo mutuo y la vigilancia constante de posibles síntomas de estrés térmico.

Entendiendo los Golpes de calor

Un golpe de calor ocurre cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40,6 grados. Aunque lo cierto es que el cuerpo está preparado para soportar temperaturas de hasta 41 grados, esto solo es posible en cortos periodos de tiempo.

Normalmente, nuestros cuerpos regulan la temperatura para mantenerla alrededor de los 37 grados, mediante mecanismos como la sudoración. Sin embargo, cuando la temperatura externa es demasiado alta, estos mecanismo pueden fallar, aumentando el riesgo de un golpe de calor. 

Equipos de protección

Para realizar una mejor prevención frente a los golpes de calor, es fundamental contar con equipos de protección adecuados. Estos equipos no solo deben proteger contra heridas físicas, sino también ayudar a regular la temperatura corporal.

En persona service, disponemos de innovadoras «Toalla evaporativa refrescante» que mantienen la temperatura corporal a niveles seguros. Estas toallas están diseñadas para enfriar el cuerpo de manera efectiva y pueden ser una herramienta invaluable para cualquier trabajador al aire libre, ya sea bajo el sol directo o en condiciones de altas temperaturas.  

Conclusión

En persona service, comprendemos la importancia de la seguridad y el bienestar de los trabajadores, especialmente durante las olas de calor. Por ello, promovemos prácticas y equipos de protección que ayudan a mitigar los riesgos asociados con el trabajo en condiciones extremas. Al seguir estas medidas preventivas y utilizar las herramientas adecuadas, podemos proteger a los trabajadores y asegurar un entorno laboral más seguro y saludable.

Recuerda siempre mantenerte informado y preparado para enfrentar las altas temperaturas.

 

EmpresasTipsverano
Volver arriba