Skip to content

Seguridad y Salud en el trabajo

El 28 de abril marca un momento crucial en la concienciación sobre la importancia de garantizar la seguridad y la salud en el entorno laboral. En 2003, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), designó esta fecha como el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo. En este día se destaca la necesidad de priorizar la seguridad y la salud en los entornos laborales de todo el mundo.

   

¿Qué significa el día de la seguridad y salud laboral y por qué es tan importante?

En esencia, el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo tiene como objetivo promover y concienciar sobre la importancia de crear espacios de trabajo seguros, prevenir accidentes laborales y enfermedades profesionales, y fomentar una cultura laboral que valore y proteja la integridad física y mental de los trabajadores.

La razón detrás de esta celebración es urgente y relevante. En la actualidad, nos enfrentamos a un panorama laboral global donde los riesgos para la seguridad y la salud están presentes en diferentes formas y contextos. Es crucial abordar los accidentes laborales tradicionales y los nuevos relacionados con la tecnología y la evolución laboral ya.

Las responsabilidades y acciones que se deben llevar a cabo no recaen únicamente en los empleadores, si no que es compartida con los gobiernos, los trabajadores y la sociedad en su conjunto. Los gobiernos deben proporcionar el marco legal para que las empresas puedan cumplir con las normativas vigentes. ¿Cómo se logra esto? Con la creación de políticas que aseguren un programa nacional y realizando inspecciones que aseguren que se cumple la legislación actual.

Por descontado, las empresas tienen como responsabilidad cumplir con las normas, pero también la tienen los trabajadores, quienes deben comprometerse a trabajar de manera segura, protegerse y utilizar los materiales de seguridad que se proporcionen por parte de la empresa y, a su vez, proteger el bienestar de sus compañeros.

Riesgos futuros en los trabajos

Sin embargo, más allá de abordar los desafíos actuales en seguridad y salud laboral, también es importante considerar los riesgos que nos plantea el futuro. Con la rápida evolución de la tecnología y los cambios en las estructuras laborales; aumento del teletrabajo y la subcontratación, aparecen nuevos desafíos que requieren respuestas innovadoras y adaptativas.

Por ejemplo, las empresas que se dedican a sectores de vanguardia como la biotecnología y la nanotecnología enfrentan desafíos únicos en términos de seguridad y salud laboral. Del mismo modo, la creciente popularidad del empleo independiente y el teletrabajo plantea nuevas preguntas sobre cómo garantizar la seguridad de los trabajadores en entornos no tradicionales.

Además, es importante reconocer que los riesgos laborales no solo afectan la salud física de los trabajadores, sino también su bienestar emocional y mental. En un mundo cada vez más consciente de la importancia de la salud mental en el lugar de trabajo, es crucial adoptar medidas que aborden tanto los riesgos físicos como los psicosociales.

España: Plan de acción 2023-2024

En el contexto español, en marzo se dio un paso significativo con la aprobación en el Consejo de ministros de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo (EESST) 2023-2027 . Esta estrategia, tiene como objetivo establecer un nuevo marco de referencia para aplicar a las políticas públicas de prevención de riesgos laborales en el país. Además, a día de hoy se tienen presentes los desafíos emergentes asociados a los riesgos que proceden de las transiciones digitales, ecológicas y demográficas.

Pero estas estrategias, también se han alineado con políticas de seguridad y salud en el trabajo como; salud mental, igualdad, cáncer laboral, seguridad vial o el cambio climático, entre otras.

Con la EESST, se cuentan con estrategias alineadas a las necesidades actuales y futuras de la fuerza laboral, para asumir que los entornos de trabajo sean seguros y saludables, para las personas trabajadoras, y para el progreso de las empresas y la sociedad. 

Dentro de esta estrategia, se ha delineada un ambicioso Plan de acción 2023-2024 que incluye 106 medidas dirigidas a seis objetivos principales:

  • Objetivo 1: Mejora de la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
  • Objetivo 2: Gestión de los cambios derivados de las nuevas formas de organización del trabajo, la evolución demográfica y el cambio climático.
  • Objetivo 3: Mejora de la gestión de la seguridad y salud en las pymes.
  • Objetivo 4: Reforzar la protección de las personas trabajadoras en situación de mayor riesgo o vulnerabilidad.
  • Objetivo 5: Introducir la perspectiva de género en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo.
  • Objetivo 6: Fortalecer el sistema nacional de seguridad y salud para afrontar con éxito futuras crisis.

Estos objetivos reflejan la visión integral y proactiva que se necesita para abordar los desafíos presentes y futuros en materia de seguridad y salud laboral. El Plan de Acción 2023-2024 establece un camino claro hacia entornos laborales seguros, saludables y sostenibles.

Nuestra prioridad en persona service, es garantizar que candidatos y trabajadores entiendan las políticas y normativas de seguridad laboral. Nos comprometemos a proporcionarles el equipo de protección necesario en caso de que la empresa no lo suministre, y les transmitimos la certeza de que estamos a su disposición en todo momento ante cualquier anomalía o situación que ponga en riesgo su integridad física o mental.

En conclusión, el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo es mucho más que una fecha en el calendario. Es un recordatorio de nuestra responsabilidad colectiva de garantizar que todos los trabajadores tengan acceso a entornos laborales seguros y saludables, ahora y en el futuro. La colaboración entre gobiernos, empresas, trabajadores y sociedad es clave para priorizar seguridad y salud en el futuro laboral..

bienestar laboralCandidatosDía MundialEmpresas
Volver arriba