Skip to content

Día del trabajador: origen, sucesos y resultados

El Día Internacional del trabajador, es una fecha emblemática que conmemora el movimiento obrero a nivel mundial, destacando la lucha por los derechos laborales y sociales de todas las personas trabajadoras. Esta celebración tiene sus raíces en el siglo XIX.

   

Origen Día del Trabajador

El Día Internacional del trabajador le debe su fecha al movimiento obrero producido durante el siglo XIX, específicamente en el año 1886, en la ciudad de Chicago, Estados Unidos.

En aquel tiempo, surgieron movimientos sindicales que abogaban por la reducción de la extenuante jornada laboral, que, por entonces, alcanzaba hasta 16 horas diarias. Existía una prohibición de obligar a realizar 18 horas, que al incumplirse, el empleador debía pagar una multa de 25 dólares.

A través del sindicato Federación Americana del Trabajo, en 1884 se estableció que, a partir del 1 de mayo de 1886, la jornada laboral sería de un máximo de 8 horas. El sindicato les hizo llegar esta reforma a la patronal, la cual tenía hasta 1886 para aceptar, o de lo contrario, empezarían con una serie de huelgas y protestas.

Sin embargo, la patronal no acogió bien esta reforma, llegando a contratar a los denominados “rompehuelgas” y “esquiroles”, además de intentar amedrentar a la gente añadiendo, a sus listas negras, las personas que formaban parte de sindicatos.  

Al acercarse la la fecha y observar que por parte de la patronal no iban a haber cambios, los trabajadores hicieron lo prometido y salieron a protestar a las calles durante diversos días para exigir que se respetaran sus derechos.

El lema utilizando durante la huelga fue:

Ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de descanso

Sucesos

¿Cuáles fueron los principales sucesos que nos han llevado a celebrar el día del trabajador?:

Hay diversos hechos ocurridos que ayudaron a establecer el día del trabajador:  

El sábado 1 de mayo del año 1886, aproximadamente 200.000 trabajadores salieron a las calles a protestar. Mientras que algunos fueron capaces de conseguirlo con la simple amenaza de paros en las fábricas, otros tantos, como los trabajadores de la ciudad de Chicago, se enfrentaron a una brutal represión durante cuatro días consecutivos de protestas y cargas policiales.

Aquel movimiento, liderado por Albert Pearson, juntó a más de 80 mil personas manifestándose por sus derechos. Durante el segundo día de protestas, la policía cargó contra los manifestantes, y al tercer día de protestas, a la salida de un turno, se desató un enfrentamiento entre “esquiroles” y manifestantes, que lamentablemente, acabó con la vida de varias personas a manos de los policías que hicieron uso de sus armas, disparando a quemarropa contra ellos.

Estás manifestaciones culminaron en el trágico episodio conocido como la  “Revuelta de Haymarket”.

Revuelta de Haymarket

El 4 de mayo, se concentraron más de 20.000 personas llevados por la indignación del día anterior, en el parque Haymarket. Una concentración que empezó de manera pacífica. Sin embargo, cuando una de las figuras prominentes de la revolución estaba dando un discurso subido a un coche, una bomba lanzada en mitad de la concentración contra las fuerzas de seguridad, que se encontraban en ese momento dispersando a la multitud, acabó con la vida de siete policías que se encontraban allí en aquel momento.

Aquello desencadenó en manifestantes y policías enzarzándose en un enfrentamiento armado que resultó en la muerto de cuatro obreros.

Según los registros, aquel día perdieron la vida siete policías y cuatro obreros, además de decenas de heridos.

Los mártires de Chicago

Tras el violento suceso, durante los días posteriores, la policía de Chicago detuvo a diversos anarquistas y figuras prominentes de este movimiento para ser juzgados por los hechos ocurridos durante la revuelta de Haymarket.

El 21 de junio de 1886 se llevó a cabo el juicio contra 31 personas, de las cuales finalmente quedaron 8.

Un juicio marcado por gran cantidad de irregularidades, incluso se llegó a considerar juicio de farsa, ya que se violaron todas las normas procesales, y con los años se descubrió que algunos testigos policiales falsificaron pruebas.

De las ocho personas condenadas, 5 de ellos fueron condenadas a muerte: George Engel, Adolph Fischer, Albert Parsons, August Spies, y Louis Ling.

Mientras que los otros 3 fueron condenados a prisión: Samuel Fielden, Oscar Neebe, Michael Schwab.

Resultados

Los resultados de estas luchas fueron significativos. A finales de mayo de 1886, varios sindicatos de patronales accedieron a la jornada laboral de 8 horas, marcando un hito en el movimiento obrero mundial. Posteriormente, en 1889, la Segunda Internacional Socialista, reunida en París, estableció el 1 de mayo como el Día Internacional  de los Trabajador en honor a los Mártires de Chicago.

Los derechos obtenidos como resultado de aquellas y numerosas otras luchas que vendrían en los siglos venideros, fueron fundamentales para el bienestar de los trabajadores en todo el mundo.

Derechos laborales conseguidos:

– Implementación de la jornada laboral de 8 horas.

– Salario Mínimo.

– Vacaciones pagadas.

– Protección frente a despidos improcedentes.

– Reconocimiento de los derechos sindicales.

– Promoción de la Igualdad de género en el ámbito laboral.

En resumen, el Día Internacional del Trabajador es una ocasión para reflexionar sobre el pasado, celebrar los logros y renovar el compromiso con la lucha justa por los derechos laborales y la justicia social en el mundo.

También es un día que sirve de oportunidad para recordar a aquellos que lucharon valientemente por los condiciones justas y equitativas, y para inspirar a futuras generaciones a continuar y evitar perder los derechos que tanto costó obtener.

CandidatosDía del trabajadorDía MundialEmpresas
Volver arriba